El blog del descanso

Cómo lavar una almohadaUna vez a la semana lavamos y cambiamos las sábanas y una vez al mes hacemos lo mismo con la funda de la almohada, pero ¿Hacemos lo mismo con la almohada en sí? La mayoría de la gente cree que la almohada no se lava porque absorbe la humedad y esto favorece la aparición de ácaros. Pero es justo al contrario, si no lavamos nuestra almohada al menos dos veces al año, estamos convirtiéndola en nido de bacterias y hongos. Por eso, vamos a darte algunas pistas de cómo lavar una almohada según el tipo de relleno que tenga.

Cómo lavar una almohada de látex y una almohada viscoelástica

Antes de lavarla mira la etiqueta porque hay algunas almohadas de látex que traen un sistema hipoalergénico y no se pueden lavar. Las que sí se pueden lavar, es mejor hacerlo a mano, llenando un recipiente de agua tibia y un poco de detergente para prendas delicadas. Con un trapo húmedo en la solución haz movimientos circulares para quitar las manchas y luego sécala bien con toallas limpias. Déjala secar en un lugar seco. Las almohadas viscoelásticas se lavan de la misma manera, aunque hay algunas que se pueden introducir en la lavadora. Así, que antes de lavarla mira bien la etiqueta de lavado.

Cómo lavar una almohada de plumas o fibra sintética

Tanto las almohadas de plumas como las de fibra se pueden lavar en la lavadora, pero siempre que no metamos en ella más de dos almohadas. Introdúcela en la lavadora con el programa para prendas delicadas y un detergente suave. No pongas el centrifugado. Una vez terminado el lavado tiéndalas a secar al aire libre. Aunque también puedes hacerlo en secadora. Si eres de los que no lavas la almohada, ya sabes cómo hacerlo. Hazlo al menos dos veces al año.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Saber más. Acepto

TiendaOnline